MERZ AESTHETICS

ULTHERAPY

POTENTE ULTRASONIDO PARA LIFTING NO INVASIVO DE LA PIEL (TECNOLOGÍA HIFU).

¿Qué es Ultherapy?

Ultherapy es un tratamiento no quirúrgico y ambulatorio que utiliza ultrasonido para tensar la piel floja o flácida del cuello, las cejas, la papada o el escote, sin ningún tipo de recuperación.

¿Qué tiene de único?

Ultherapy es el único procedimiento no invasivo que trata específicamente las capas inferiores de la piel que se atacan en el lifting quirúrgico SIN cortar o lesionar la epidermis (superficie de la piel). Además, es el único tratamiento que utiliza imágenes de ultrasonido, similares a una ecografía, lo que nos permite ver las diferentes capas del tejido al que queremos apuntar durante la sesión, asegurando que la energía sea depositada de manera precisa donde será más efectiva.

¿Qué tipo de tecnología utiliza Ultherapy?

Ultherapy usa la energía probada del ultrasonido, y recibió la aprobación de la FDA y la ANMAT para el uso en este nuevo tipo de procedimiento médico que tensa la piel en las zonas mencionadas.

TRATAMIENTO

Tensar sin estirar

Ultherapy es el único procedimiento no quirúrgico y no invasivo que utiliza el ultrasonido y el proceso natural de regeneración de colágeno para levantar y tensar la piel floja de las cejas, los párpados, el cuello, la papada y el escote. Siendo el único procedimiento aprobado por la FDA para lifting sin cirugía en estas zonas, el organismo regulador de la salud en Estados Unidos avala Ultherapy porque usa energía de ultrasonido, que es segura y confiable. Se estimula la generación de nuevo colágeno desde las capas inferiores de la piel, la zona que típicamente se trata en un lifting, pero sin generar ningún tipo de lesión en la epidermis.
El efecto del ultrasonido dirigido para generar nuevo colágeno a través del tiempo

Resultados visibles y naturales

Ahora existe una manera de mantenerse firme frente a los efectos de la gravedad y el tiempo. Con Ultherapy, no hay post operatorio ni tiempo de recuperación, no hay sustancias extrañas, no hay cambios radicales, tan solo una sana reconstrucción interna para un efecto visible, duradero y sobre todo, natural. Con Ultherapy, se puede continuar con la rutina diaria luego de una sola sesión de 60-90 minutos en el consultorio. Se notará un cambio repentino, pero el proceso natural de crear colágeno nuevo y más elástico se produce a lo largo del tiempo, similar al efecto que el ejercicio tiene sobre los músculos (¡pero sin el esfuerzo!).

Ultherapy y la belleza renovada

Los resultados se volverán cada vez más visibles a lo largo de 2 a 3 meses y algunos pacientes han notado mejora continua por hasta 6 meses de realizada la sesión, incluyendo el tensado de la piel del cuello, la papada y las cejas. Aunque el ultrasonido no replica los resultados de una cirugía, Ultherapy ha sido probado como una alternativa excelente para aquellos pacientes que todavía no están listos o no desean una cirugía.

TECNOLOGÍA

Nueva aplicación del ultrasonido

A diferencia del láser, que penetra la piel externamente, Ultherapy no toca la superficie de la piel, atacando específicamente las capas más profundas de la piel, donde reside el colágeno. Aplicando tecnología de ultrasonido, Ultherapy funciona desde adentro hacia afuera para levantar y tensar la piel sin generar lesiones.
Energía focalizada de ultrasonido que es depositada en forma de línea en las diferentes capas de la dermis sin afectar la epidermis.

La posibilidad de ver las zonas a tratar

En algunos sentidos, Ultherapy es similar a la ecografía obstétrica que suelen realizarse durante el embarazo. Una pieza de mano se coloca sobre la piel y la imagen que genera el ultrasonido del tejido sub-cutáneo se proyecta en una pantalla. Esto permite al profesional "ver" dónde tratará la dermis. Pero hay una diferencia fundamental: Con Ultherapy, ese mismo cabezal también se usa para emitir pequeños disparos de energía ultrasónica a la profundidad exacta necesaria de la piel, la misma capa subcutánea que generalmente se ataca en un lifting quirúrgico.

El efecto buscado

La respuesta del cuerpo a esta energía es reacondicionar la piel cansada y vencida generando colágeno fresco y nuevo. El resultado es un levantamiento gradual de la piel y un delineamiento general de las facciones, restableciendo el aspecto juvenil del rostro.